Translate

domingo, 24 de marzo de 2013

RELACIÓN EDUCACIÓN PARO: ¿NECESITAMOS TANTOS UNIVERSITARIOS?

Siempre hemos oído que la educación es el camino para el trabajo, llevamos 15 años escuchando la historia de que tenemos la generación mejor preparada de la historia, pero el paro no hace más que aumentar. Sí que es cierto que entre la gente con más educación las tasas de paro son menores, pero también es cierto que la gente que estudia suele ser la más inteligente y con más iniciativa, así que podemos suponer que sin estudios también hubiesen encontrado mejor trabajo que los menos capaces. Pero dejemos la charla y pasemos a los datos.


En este primer gráfico vemos los porcentajes de educación primaria, secundaria y terciaria de cada país (se refieren a población adulta entre 25 y 64 años), como podemos ver hay grandes diferencias, en España se da la paradoja que la gente con educación terciaria supera a la gente con educación secundaria, pero tenemos un índice de población con educación primaria únicamente muy alta. Vayamos ahora a las relaciones entre porcentajes de educación y tasa general de paro.

En este primer gráfico vemos la relación entre tasa de paro y niveles de educación terciaria (Universidad y FP III), en la zona de alto paro vemos altibajos en los niveles de formación terciaria, pero hay tanto países con alta como baja educación terciaria entre ellos.


En este segundo gráfico relacionamos los niveles de educación secundaria con los niveles de paro, ahora ya vemos una cierta relación, aunque hay casos atípicos como Grecia. Ya vemos una mayor relación pero todavía no cuadra demasiado.

Finalmente vemos la relación entre educación primaria y paro, en este ya se ve una relación más clara aunque hay altibajos, vemos que los países con mayor índice de población con educación primaria son los que tienen más tasa de paro.

La conclusión mas obvia parece ser, que la tasa de paro la marca el porcentaje de la población que sólo tiene estudios primarios, el hecho de tener más o menos universitarios no parece muy importante, parece que lo que asegura una tasa de paro baja es tener un porcentaje de universitarios de al menos un 25 % y un porcentaje de población con sólo estudios primarios inferior a un 30%.

En el caso español sobra formación terciaria y falta secundaria. Quizás habría que quitar recursos a la universidad y dárselos a la ESO y a la FP, o quizás mejor, endurecer el acceso a la Universidad para reducir el número de universitarios, pero mejor formados, aunque esto nos costaría más dinero y no creo que lo haya en este momento

Parece ser que tenemos una bolsa de gente sin formación que será difícil de colocar, y probablemente muchos puestos vacantes en FP II y similares que nos cuesta cubrir porque los universitarios, aunque se consideren sobrecualificados para esos puestos, no se adaptan bien a ciertos trabajos sobre todo si implican labores manuales, sin olvidar que pueden acabar trabajando en sectores distintos a su formación en los que no encontrarán aplicación para las materias estudiadas en la universidad.

En resumen, tenemos un problema de formación, tenemos mucha gente formada en ciertos campos dónde no son necesarios, y tenemos mucha gente sin formación. Si consideramos que no hay dinero, y que necesitamos reciclar a un tercio del mercado laboral (un tercio de los unversitarios y la mitad de la población con educación primaria), se nos presenta un panorama de paro endémico que nos guste o no, arrastramos desde hace 20-30 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario