Translate

domingo, 8 de mayo de 2016

La bestia de Gevaudan

Una misteriosa bestia asoló Gevaudan entre 1764 y 1767, no se sabe cuantas personas devoró pero se citan cifras entre 70 y 140. Finalmente la bestia fue abatida por  Jean Chastel, pero el cuerpo fue embalsamado defectuosamente, pudrió y solo se conservó el esqueleto que desapareció en un incendio en 1830. El hecho traspasó fronteras y hubo burlas en otras naciones hacia el rey de Francia. Éste envió a un guardabosques real a cazar a la bestia y a varias unidades de dragones, el guardabosques abatió un gran lobo, pero los ataques no finalizaron hasta que Chastel (se le acusa de estar detrás de la bestia) se apostó y abatió a la supuesta bestia de un solo tiro, como si supiera cuando y dónde aparecería. Para aclarar el misterio repasaremos los datos que han llegado hasta nuestros días e intentaremos llegar a una conclusión con cierta lógica.

Las víctimas

La mayoría de las víctimas fueron mujeres y niños, esta preferencia se explica por ser físicamente más débiles y principalmente por ser los encargados de cuidar los rebaños en las montañas. Pero hay detalles extraños, varias víctimas fueron violadas y otras decapitadas. Incluso llegó a despreciar el ganado, atravesando los rebaños y buscando únicamente víctimas humanas. Estos hechos solo tienen una explicación, una mano humana. Hay dos teorías, en una la bestia fue entrenada por personas y fue utilizada contra los lugareños como venganza o simple sadismo. Una segunda teoría apuntaría a uno o varios psicópatas que aprovecharon las matanzas para camuflar sus crímenes.

La frecuencia

La bestia no atacaba con regularidad, tuvo varios periodos en los que no mató y otros de diverso grado de actividad incluso con varios ataques en el mismo día. Lo anterior se vuelve a explicar por la mano humana, un animal necesita comer con regularidad y esas paradas solo se explicarían si sus entrenadores lo dejaban escondido cuando arreciaban las batidas o el invierno. 

Las descripciones

Se hablaba de una animal de pelaje rojizo, con rayas en los cuartos traseros, que podía abrir la boca de forma desmesurada, con un hocico como de cerdo, del tamaño de un ternero, con patas delanteras muy cortas y que era capaz de andar a dos patas. Se le describió con crin y con cola peluda. Algunos afirmaron que poseía pezuñas en vez de garras. Los testigos aseguraban que no era un lobo, todos los investigadores los creen puesto que los lobos eran abundantes en la zona y los lugareños los conocían bien. Como podéis ver las descripciones son bastante variadas, solo coinciden en el tamaño de la bestia y algunos investigadores han barajado la posibilidad de dos bestias. Hay relatos de como la bestia resistió los disparos, se habló de una bestia entrenada protegida por una coraza de cuero de jabalí, habitual en perros entrenados para la guerra (una de las ocupaciones de los Chastel).
La bestia en un grabado de la época
Por la descripción de la autopsia después de su muerte se sabe que tenía 42 dientes y todos aseguraron que no era un lobo. Era un animal de gran tamaño con la garras delanteras mayores que un lobo. En número de dientes concuerda con los cánidos y los úrsidos, así que la lógica dice que debía ser o un perro/lobo o un oso. En las descripciones que se conservan se compara con un lobo, patas delanteras y garras mas grandes que un lobo, el cráneo más ancho, etc. Todo hace pensar que era parecido a un lobo. También se menciona el pecho blanco.

Los candidatos

Se han barajado gran número de candidatos veamos algunos, prescindiremos de las teorías que barajan poblaciones relictas de animales extintos por ser demasiado rebuscadas:

Hiena: como se le describía con una boca grande y poderosa mordedura, crin, rayas y un gran tamaño, se ha especulado con la posibilidad de una hiena manchada o rayada. Es una animal exótico y desconocido para los testigos y la hiena manchada puede llegar a 90 kg un animal impresionante si te ataca y nunca lo has visto. 

Hiena Manchada
 Pero tiene la cola corta, no coincide en número de dientes, y son peculiares por sus cuartos traseros caídos, que ninguna descripción menciona sino todo lo contrario hay descripciones que mencionan patas traseras mayores que las delanteras. Aunque su aspecto general para alguien que no la haya visto nunca puede ser la de un extraño lobo.

Lobo Marsupial: originario de Australia, extinto actualmente pero no en la época. Tiene rayas, puede abrir la boca en un ángulo mayor que cualquier perro, hiena o similar. Incluso según algunas leyendas se podía poner sobre dos patas y saltar como un canguro. Pero no es un candidato muy viable, no tiene 34 dientes, no se sabe si alguno llegó a Europa alguna vez y es de pequeño tamaño como un coyote, bastante menor que un lobo.

Lobo Marsupial o Tilacino
Tigres y leones: se ha especulado con la posibilidad de un tigre, león o un cruce de ambos, el mayor inconveniente de esta teoría es que son animales muy grandes 200 kg o más, no tienen 34 dientes y los tigres y leones eran animales relativamente conocidos en la época. Nunca se ha mencionado garras retráctiles en las descripciones de los testigos. La película "El pacto de los lobos" defendía la teoría de un león entrenado por encargo de un noble local y protegido por una coraza.

Ligre
Cruces de lobo y perro: dentro de la teoría de un animal entrenado por el hombre para atacar entrarían los perro-lobo o simples perros. Se ha barajado el cruce lobo-dogo y dogo-mastín, estamos hablando de perros de gran tamaño, que podrían encajar en las descripciones pero que también podrían ser reconocidos. 




Es probablemente la teoría más sólida, el cruce de un gran dogo con un lobo podría producir un animal de gran tamaño y de aspecto extraño pero parecido a un lobo que son las descripciones que nos han llegado. También el cruce de un dogo y un mastín como los de las imágenes.

Hombre disfrazado: es otra teoría, resulta poco creíble porque hay muchos testigos y algunos a la luz del día, suponemos que campesinos de la época aunque sin formación estaban acostumbrados a convivir con animales y sabrían distinguir a un hombre disfrazado, sobre todo un disfraz de la época.

Los sospechosos

Si aplicamos la lógica, la explicación más coherente sería la de un perro-lobo entrenado por la familia Chastel para vengarse del pueblo y dar rienda al sadismo de los mismos Chastel o un noble de la zona. Con el tiempo lo mataron para cobrar la recompensa o simplemente porque el animal se fue volviendo difícil de controlar. Jean Chastel era dueño de un enorme mastín de color rojizo que bien podría ser el padre de la bestia. Las acusaciones van tanto contra Jean Chastel como contra su hijo Antoine. Incluso hay datos que hacen coincidir uno de los periodos de no actividad de la bestia con el encarcelamiento de los Chastel. Dentro de esta teoria se acusa al Conde de Morangias de estar detrás de ellos al intervenir en favor de los Chastel en sus líos con la justicia. La verdad nunca la sabremos pero todo apunta a que la bestia demoníaca era creación humana y quizás la inspiración para “el sabueso de los Baskerville”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario